Te haces visible en la madrugada,

quién sabe porqué.

Parece que siempre quisieras ser alguna clase de estrofa,

alguna romántica que hable de algo que no tiene fin, pero tampoco sentido.

Siempre fuiste así, un loco sin remedio.

Yo no necesito más desaciertos que cargar,

yo no te necesito en mi andar.

 

Perdóname

Perdona si aun no acepto que ya no estas junto a mi

Perdona si no he podido dejar de pensar en ti y en lo que pudo ser

Perdona la cobardía y el desaliento cuando más me necesitaste

Perdona si todos me dicen que ya no andas conmigo y yo aún no siento que te hayas ido de mi corazón

Perdona si siempre fui muy sentimental cuando necesitabas un poco de razón

Ya se que habrá siempre detrás de mis pasos

Así, transparente al mundo y visible en mi dolor

Perdona porque no pude una vez más

Perdona si esto no lo puedo ni terminar…

Si quiero

Déjame llevarte a la indecisión de este momento

Quiero que te empapes de esta confusión y sepas que no tiene regreso

Hay algo que voy a decirte cuando tu mano este sobre la mia

Hay algo que no podemos evadir ni tu ni yo

No le demos más vueltas al universo, no miremos más las incertidumbres ni los azares de este mundano lugar

Refugiame en un abrazo lleno de cordura y jamás desaparezcas esas manos sobre las mías..

Jamás…

Quita todo el dolor de este cuerpo,

Has que resuciten los aciertos y desaparece los idilios…

Vamos a crear momentos felices,

Sin importar el desabrido futuro que crees que se avecina..

Tu miedo es el mío, tu error es el mío y sobretodo todo este conjunto de emociones, caídas y pensamientos míos son tuyos..desde hoy…hasta ese siempre que en el fondo los dos necesitamos escuchar.

El último día

Voy a crear un cuento

como esos del último día

De ese día en que me dijiste que te cansaste

que esto no parecía sano

Voy a empezar con una chica

un poco más joven que tú

callada y siempre triste

pero con más fuerza de lo que piensas

No me he olvidado del chico

será así como tú

Por casi 7 meses se observaron

desde el reflejo hasta el defecto

se amaron como imaginarás

pero todo tuvo un día final

en donde sus pensamientos debían apartarse de lo vivido

y así continuaron, muchos días más después de ese último día

fueron largos, algunos cortos, otros agobiantes y otros fueron solo calma

Aprendieron a vivir después de ese último día

desempolvaron los puntos suspensivos al lado de la palabra último

No era bello, pero si diferente..

No había tanto amor pero si un atardecer en la ventana.

 

 

 

La tarea

Nunca me gusto hacer las tareas,

en secundaria prefería hacerlas en clase,

diez minutos antes de que el maestro me llamara..

Ya me conoces creo,

soy de esas personas que prefieren todo a última hora..

Esta vez no es la excepción,

puede que sea tarde ya para hacerte cambiar de opinión,

pero sabes que igual lo intentaré,

y tal como me lo pediste,

aquí te presento mi tarea..

Mi forma de amar es complicada,

y aunque creías ser el único querido compañero de cama,

mi enredo es similar al tuyo..

Tengo tanto miedo como tú,

y tantas ganas de envolverme en los tuyos..

Tengo un pensamiento recurrente,

mañana, tarde y noche,

que proyecta solo tu cuerpo entre mis besos..

Tengo una infinidad de formas,

pero en cada una tú eres lo constante..

Tenía un enorme deseo que aprendí a controlar,

para poder ver como se desprende el tuyo sobre mí..

Tengo un millón de cosas que no me atrevo a contarte..

Tengo problemas inversamente proporcionales a mis fuerzas..

Pero por encima de todo lo que puedo tener..

Solo hay algo que deseo mantener,

y son tus malditos berrinches si no te veo,

tu hermosa e intensa sinceridad cuando estas ebrio,

tus manos entrelazadas con las mías,

tu placer con mi boca,

tu manera tan problemática de amarme,

tu manera de complicarme este sentimiento,

que no se vayan nunca amor,

porque amarte es lo que más amo,

lo que me levanta todos los días..

Riesgos

Esa constante sensación

de que estas próximo a divagar

dándole vueltas al mismo asunto

dándole una vuelta al mundo

cuando lo que en el fondo lo que quieres decir

se queda atrás, ya sabes, en el destello astral.

Y de pronto, te vas dando cuenta de lo pequeño de tu ser

de pronto, eres un amor más en el mundo

pero llenando el mundo con amor.

Derrepente, todo va tomando forma,

una forma aparente desde el juzgado auto declarado,

desde ese público espectador.

Déjalos que miren,

vamos a darle tiempo al tiempo,

vamos a darle tiempo a esto,

a esto que llamamos amor.

Todo empieza a andar,

ese ciclo lunar ,

la intangible luz de tus ojos al mirar,

los cientos de pretextos para no levantarse temprano hoy,

la única razón de verdad, tú.

 

 

De viajes astrales

Yo quiero alguien así,

así como tú,

poeta apasionado,

encandilado corazón,

testarudo y pasional,

así como tú.

Cobarde e indeciso,

impredecible y amargo,

como ave en vuelo al sur,

así te escapas tú de mí.

De suaves impulsos y

de salvaje desatino,

como tú no hay nadie en mi mundo.

Dudoso caballero,

idealista y soñador,

dame un toque con esos labios,

esos ardientes de lucha.

Entrométete en mis sueños,

créame un deja vu,

déjame creer que no hay regreso,

condéname una vez más,

así, sin arrepentimientos,

como solo lo podrías hacer tú.

 

 

Casualidades y coincidencias

Cuando te vayas,

no te olvides del pendiente,

de coger las llaves y asegurarte una vez más,

que aquella puerta este bien cerrada por fuera.

En el camino,

puedes dejar algunas palabras sueltas,

por si se te ocurre volver mañana.

Pero no creas que intentaré hacer

que tu otoño no me deje esta vez.

Yo nunca te mentí,

con epifanías y un “para siempre te espero”.

Entiendo como funcionan tus fugaces deseos,

y cm reaccionan con el ambiente,

tus complicados pronto, pero y quizás.

Creo que finalmente puedo decir que

en estos días donde ya nada se puede considerar real,

tú fuiste percepción de primavera,

en donde caían sentimientos

y florecían de cuando en cuando,

idas y más retornos inconscientemente buscados.

Permíteme este último intento de movimientos coordinados,

no olvides tomar mis ojos y mirar mis manos,

y no dejarme caer en tu pecho rápidamente.

Confiemos en nuestros inicios,

en la serendipia de aquellos encuentros,

y termina de darme aquella vuelta en la que terminábamos

siempre frente a frente.

Hoy que huele a brisa de tierra húmeda, a mar alzado y a desesperanza,

hoy por favor no olvides el pendiente,

de dos árboles que no pueden terminar de sacudir sus hojas,

aunque el otoño sea intenso y pareciera no terminar de irse.

Que ni el viento te confunda,

cuando en lo alto de tu pecho saben tus besos a gloria,

y empiezan a fundirse en tu memoria,

los sueños de aquella nota suscrita en el viento.

 

 

Estragos de ti.

Escúchame atentamente,

porque en este silencio no me puedo oír ni yo,

y aunque parezca loco,

los pensamiento no se silencian jamás.

Escúchame bien,

porque esto no lo volveré a repetir,

tu dañaste lo que un día ya habías terminado de marcar,

y aunque parezca loco,

aún habían estragos de ti aquí.

No podía cruzar la montaña,

subí demasiado y solo llegué a tus ojos.

No pude descifrar ese código,

ya sabes que yo hablo en otro dialecto.

Lo entendí en parte,

y parte a parte me heriste la piel,

no intentes negarlo,

sabes que fuiste ese aquel,

aquel que es perenne y lejano,

no puedes evitarlo,

tu fuiste aquel,

cual nombre dejó estragos en mí.

Vino corto y seco,

si, son tus besos,

pero en una copa casi llena,

son estragos de ti.

Mírame dormir,

tal vez así asimiles,

los estragos de ti en mi.

Sin reconres cobarde solitario,

que la oscuridad es mas fugaz que la luz,

cuando tus estragos se van de mí,